Se nos ha colado un Papá Pantera en el blog

portadas post papa pantera

 

Los padres, que durante el embarazo tienen una paciencia infinita, que tras el parto se levantan a media noche mientras tienes que dar de mamar por acompañarte, esa pieza de Tetris cuando dormimos todos en la cama…” Así empieza el ‘post’ que ha empezado a escribir mi esposa y que ha acabado adjudicándome. Una tarea más… o más bien, un ejemplo más de la cooperación que debe existir en un proyecto común, y qué más proyecto en común que un hijo.

Lo cierto es que es ella, la Mamá Pantera, la que ha tenido que tener infinidad de paciencia durante su embarazo, la que durante los primeros meses de la crianza ha tenido que levantarse y acostarse, incorporarse y ladearse, acostarse y levantarse, y así sucesivamente, para alimentar a nuestro hijo.

Processed with VSCO with a5 preset

Pero sí, Papá Pantera estaba ahí: vigilante, expectante, dispuesto, más que a ayudar, a convertirse en pieza vital -biberón, cuchara y abrazo en mano- para calmar o colmar de cariño, no solo al Bebé Fiera, sino también a la Gran Mamá Pantera que tanto nos cuida a todos.

SONY DSC

Ser padre no es fácil, y escribir sobre ser padre y lo que quiere en este sentido transmitir una camiseta, tampoco. Hay que formarse, observar, leer, comprender, dialogar, compartir experiencias, y aún así, nada ni nadie te solventarán todas las dudas. Por eso tampoco hay que dejar de lado los instintos: ser capaz de sacar las garras a las dificultades que puedan venir y de ronronear como un felino en los momentos de felicidad.

PAPAPANTERANEGRAHan pasado ya casi tres años. Aunque menos, todavía nos toca levantarnos cada noche. Nuestra cama, en ocasiones, sigue pareciendo una partida de Tetris, con el ‘hándicap’ de que el pequeño es cada vez más grande. Pero al final, como la camiseta de Papa Pantera, todo encaja.